Cosas de manzanas: cómo extraer pectina de manzana en casa

Con esta entrada nos proponemos empezar una serie en la que hablaremos de lo que estamos aprendiendo sobre las manzanas y vamos a dar comienzo por la pectina porque es un ingrediente muy valioso en la cocina que podemos obtener directamente en casa.

Para empezar por el principio queríamos saber qué es exactamente la pectina y para ello desempolvé los apuntes de nutrición y además contacté con Álvaro, que tiene una cuenta de divulgación sobre botánica en Instagram muy interesante y que recomendamos para todos los curiosos y gente que gusta de aprender (la encontrarás aquí). Le pedí que me explicase qué es la pectina y nos envió un artículo muy completo que compartimos aquí para todo el que quiera consultar más referencias.

Lo que nos explicó Álvaro de @losbotanicachas es, en resumen, que:

Las pectinas son polisacáridos (azúcares en forma de polímeros, también llamados azúcares de cadena larga) que forman parte de la estructura de la pared celular de las plantas.

La función de las pectinas es contribuir a la estabilidad de la pared celular de manera que la célula quede protegida de posibles patógenos.

Representación de la pared celular. Tomado de Taiz and Zeiger (2007).

Cuando trituramos la fruta rompemos las paredes celulares y se disuelve la pectina.

Y hasta aquí las aportaciones teóricas, agradeciendo de nuevo a Álvaro su colaboración, vamos a pasar a la práctica. Para ello tendremos en cuenta que, aunque las pectinas pueden encontrarse en diferentes partes de las plantas, las encontraremos en mayor concentración en los frutos, también hay diferencias entre frutos, siendo la principal fuente de obtención de pectinas de la industria alimentaria nuestras amigas las manzanas (y los cítricos también).

¿Y cómo podemos extraer la pectina en casa?

El método es muy sencillo, necesitamos una buena cantidad de manzanas, con piel y corazón, todo sirve. Lo que tiene más sentido para nosotros es utilizar aquellas partes que no nos vamos a comer, es decir, cuando hacemos una receta con varias manzanas y no utilizamos la piel y corazones (siempre de manzanas ecológicas estamos hablando), conservaremos todo ello para extraer la pectina. Un consejillo de aprovechamiento para que merezca la pena la cantidad que vamos a obtener es ir almacenando en el congelador las pieles hasta que podamos llenar una olla, de otra manera haremos un gran esfuerzo y gasto energético en todo el procesado para obtener una pequeña tacita.

  1. Ponemos nuestras pieles y corazones en una olla y las cubrimos de agua de manera que no floten, no tiene que haber demasiada agua.
  2. Cocemos durante 30 – 40 minutos, hasta que queden muy blandas.
  3. Filtramos utilizando un colador y un paño de cocina, lo vertemos con cuidado y lo dejamos reposar 24 horas para extraer la mayor cantidad de agua posible sin ejercer presión.
  4. El líquido obtenido lo ponemos a cocer hasta reducirlo a la mitad
Cocción
Reducción
Pectina de manzana

… y ¡tachán! ya tenemos pectina líquida que nos va a servir para conseguir una consistencia más gelatinosa en nuestras mermeladas cuando la queremos hacer de frutas que tienen menos pectina como las moras o las cerezas.

La pectina líquida que obtenemos debemos utilizarla enseguida, guardarla en el frigorífico por unos días o bien conservarla en tarros de vidrio previamente esterilizados y posteriormente pasteurizados o bien congelada.

Y ahora viene la madre del cordero: dar con la cantidad necesaria para cada preparación, esto es lo más complicado porque depende del tipo de fruta, de la cantidad de azúcar y de la acidez y de cómo se relacionan estos elementos… esto es cuestión de experimentar y descubrir lo que mejor nos encaja a cada uno, lo más divertido creo yo.

Publicado en Bienvenida | Etiquetado , , , , , | 5 comentarios

Nuestra gallina clueca: la historia de La Gorita

Por primera vez desde que tenemos gallinas una se puso clueca y es una maravilla poder observar tan de cerca todo el proceso de la vida, su ciclo natural día a día y descubrir curiosidades y detalles.

Clueca, yueca en La Manchuela, llueza o choza en Asturias, choca en el Bierzo, huera en Castilla y gorita en Cantabria. Estos son algunos de los términos para referirse al fenómeno por el que una gallina tiene el impulso de empollar sus huevos.

Hemos aprendido muchas cosas con esta experiencia y hemos comprobado una vez más qué distanciados estamos de los procesos naturales y cómo nos asombramos y nos emocionamos al descubrirlos y experimentarlos tan de cerca.

Un día una de las gallinas no quiso dormir en su percha, se quedó en el ponedero y por la mañana allí seguía, sin moverse, estaba tan quieta que pensé que se había muerto y moví la caja, entonces hizo un ruidito y ahí quedó. No me lo podía creer ¡estaba empollando! Decidimos ponerle los huevos de las demás gallinas de ese día y del anterior, 11 huevos en total y ella los aceptó todos y a partir de ese momento la llamamos La Gorita.

Cuando se acercaba el momento de que eclosionaran los huevos La Gorita empezó a apartar huevos, los miramos con luz directa para ver si veíamos algo, en eso nos dimos cuenta de que otra gallina ponía los huevos junto a ella y ella los había ido aceptando hasta entonces, así que estaba empollando muchísimos huevos y había empezado a rechazarlos. Preparamos un sitio sólo para ella y finalmente nacieron 9 pollos en dos días, pasado este tiempo abandonó el resto de los huevos y se dedicó criar como una mamá gallina que es.

De todos los pollos que nacieron algunos sufrieron accidentes y otros desaparecieron sin dejar rastro durante el día. Teníamos que elegir entre dejar que anduviesen de paseo con La Gorita comiendo bichos y hierbas por ahí a riesgo de ser depredados por alguna rapaz u otro animal o bien dejarlos encerrados y dejamos que salieran cada día, de momento quedaron cuatro.

Una vez creciditos la mamá Gorita cada vez fue más a su aire, volvió a poner huevos y juntarse con las otras gallinas. Durante el tiempo que estaba cuidando de los pollucos algunas de las otras gallinas, las coloradas, la picaban y no dejaban que comiesen ni ella ni los pollitos, ahora todos campan y parece que han establecido un nuevo orden. El comportamiento social de las gallinas da para mucho rato, parecen tener una jerarquía que afecta a las razas… la naturaleza es misteriosa.

Y desde que empecé a escribir este post hasta hoy que lo publico (3 semanas) ¡oh! ¡Sorpresa! La Gorita se ha puesto a empollar de nuevo ¡qué campeona!

Publicado en Bienvenida | Etiquetado , , | Deja un comentario

Polo helado de bayas de saúco

Verano, sol, época de bayas de saúco, así con esta combinación de factores viene muy bien preparar en casa unos polos refrescantes con ese sabor tan especial que tiene el saúco.

Preparar helados de hielo no tiene ninguna dificultad, sólo tienes que tener imaginación, ingredientes que te motiven y unos moldes. A falta de moldes en otras ocasiones hemos reutilizado los vasitos de yogur o los moldes para flanes, te las ingenias para ponerle un palito en el centro y adelante.

Los polos hechos de esta forma nos quedaban un poquito precarios y acabamos por comprar estos moldes que son muy prácticos porque recogen las gotas que se van derramando y después se puede beber (ingeniería que se aprecia también en estas cosas)

Como decía al principio estamos en época de bayas de saúco y ya estamos preparando con ellas nuestros jarabes y aprovechamos para endulzar y dar colorido a la limonada, al yogur y hoy también a los polos helados. Para obtener 4 helados hemos usado los siguientes ingredientes, añadiéndolos en este orden:

1 cucharada sopera de jarabe/sirope de saúco

Zumo de medio limón

1 vaso grande de agua

Agitamos hasta que quede perfectamente mezclado, dejamos que repose (quitamos la espuma que se produce al agitar) y se vierte en los moldes. Sólo tenemos que dejarlo unas horas en el congelador.

Después hice un poquito más para probar qué tal quedaban los hielos hechos de esta forma y la verdad que quedaron muy bonicos…

… y acabamos comiéndonoslos tal cual.

Publicado en Bienvenida | Etiquetado , , , | Deja un comentario

¿Cómo eliminar las babosas? Babosas total war

¿Cómo consigo proteger mis cultivos de babosas y caracoles? Es una pregunta, en nuestra finca es LA PREGUNTA, pero lo siento, no vas a encontrar aquí el remedio mágico, nosotros las atacamos por todos los frentes y combinamos todos las armas que conocemos y hasta la fecha no hemos sido capaces de evitar los daños que hacen en el huerto, sobre todo en la temporada de plantar.

La única fórmula eficaz es plantar cosas que no les gusten, hasta donde sabemos no atacan a los puerros, ajos y cebolla (o no plantar nada en absoluto y comprar tus verduras a agricultores de confianza, pero tú quieres plantar y aprender ¿no?)

La siguiente manera siguiendo el orden de eficacia, son las barreras físicas, mientras los plantones están creciendo los tapamos con botellas de plástico transparente con pequeños agujeros por los que la planta puede respirar y la babosa no puede entrar.

También utilizamos ceniza alrededor, cáscara de huevo y recipientes con cerveza donde va a parar una masa de babosas tremenda, pero claro, ¿cuánta cerveza necesitamos para emborrachar a todas las babosas de la finca? no, esa fiesta no la podemos mantener…

En nuestra búsqueda de estrategias también encontramos un canal de Youtube que nos parece muy valioso para aprender a cultivar, se llama Red Roof Gardens, propone 7 formas de manejar el problema con las babosas así que aquí lo compartimos:

Cómo lo hacen en Red Roof Gardens

Tratando sobre este tema en Instagram estuvimos intercambiando ideas con Cris, la jefa de Kiwinbio, un proyecto precioso ubicado en Asturias de cultivo ecológico de mini kiwis. Así que nos decidimos a invitarla a tratar este bonito tema y ella que es muy dispuesta aceptó enseguida.

Y aquí los valiosísimos consejos de Cris, que igual que tú y que nosotros está en la guerra total contra las babosas:

Que el universo me perdone, pero son o ellas o yo, o ellas o la fruta y las hortalizas. Tengo una huertina para consumo propio, así que llevo un tiempo sufriendo en mis propias carnes lo de encontrar unos cuantos estropicios.

Lejos de comer solo productos de la huerta, pueden dificultar y retrasar el crecimiento de los frutales cuando están en las primeras etapas de crecimiento.

Me maravilla la capacidad que tienen para localizar con tanta precisión brotes tiernos (supongo que inteligencia sensorial a otro nivel)

No os preocupéis, no se van a comer ortigas, cardos ni adventicias varias. También tienen un detector especial para comer las fresas y si es posible las dejarán a medias para que lo veas bien, con recochineo. 

Se comerán las frambuesas aunque eso suponga pasar por los tallos con espinas. Y por supuesto, cuando hayas puesto toda tu ilusión y trabajo en hacer algunos injertos, intentarán ponértelo difícil… (lo ilustro más adelante)

Como bien decía María y podemos hacerlo extensible a la agricultura en general, no hay recetas mágicas y cada uno en su zona y su caso particular deberá probar y lo más seguro, combinar varios métodos.

Yo por ejemplo, llegué a probar las tiras de cobre, en versión hilos de cobre abrazando el tronco del árbol, pero pasaron por encima y se rieron de mí. Soluciones como la ceniza (la lluvia hará que dure poco), cáscaras de huevo, trampas de cerveza, tejas…considero que son más factibles para pequeñas zonas. Además, las cáscaras de huevo teniendo gansos alrededor, como es mi caso, aparecieron desperdigadas. No me atreví a experimentar con las trampas de cerveza estando ellos alrededor…

Ferramol es un producto apto para agricultura ecológica, que nos puede ayudar puntualmente. En mi caso, muy puntualmente, ya que por desgracia a mis gansos les encanta comérselo…

Es un cebo a base de fosfato de hierro, que a diferencia del famoso Babosil a base de metaldehído, no entraña riesgos para la fauna. Porque además no nos engañemos, cuántas personas de las que usaban Babosil, ¿¿se ceñían a la dosis??

Lo que considero más eficaz a día de hoy según mi experiencia es:

Mantener la hierba muy corta y cazar manualmente todo lo posible (¡aunque no llegué al extremo de la caza nocturna de RedGardens!)

Patos (más adelante me haré con una pareja a ver qué tal, me los han recomendado mucho) ya que los gansos, o al menos lo míos, NO comen ni caracoles ni babosas.

Las gallinas que tengo desde hace poco, sí que son bastante trabajadoras, y ya vi a alguna cazar pequeñas babosas.

Algo que conocí hace poco y que me sorprendió bastante son los cercados eléctricos. Lo comento porque hasta hace poco no sabía que existía tal cosa. No conozco a nadie que lo probara y entiendo que es una solución con un coste que cada uno tendrá que valorar. Aquí podéis ver unos ejemplos. Seguro que los manitas también podrían hacerlo casero.

Y ahora lo que todos estábais esperando, ¡unas fotos!

Comiendo las hojas de los minikiwis. Son casos aislados y no supone nada grave si la planta es adulta.

Deleitándose con un injerto de minikiwi que ESTABA precioso. La pillé infraganti. Quería llorar. Este año con los injertos se ensañaron, así que sabiendo la capacidad que tienen de detección, hay que estar atentos. En este caso, como era algo puntual, lo solucioné con una malla protectora, la hierba muy corta alrededor del árbol y Ferramol.

Y si las hojas y los brotes son de manzano, también les vale…
Les encanta la humedad, así que estar en Asturias y levantar un palé es encontrase con el comité de atención a la diversidad

Hasta aquí el relato de Cris y hasta aquí este post cargadito de información y experiencias para estar bien preparados contra las babosas y caracoles. Gracias a Cris por compartir tanto saber hacer, por las fotos tan chulas y por todas las risas desde que nos encontramos en Instagram. Estamos deseando probar esos kiwines.

Publicado en Bienvenida | Etiquetado , , , | 4 comentarios

Qué es el cordial de flores de saúco

Hace ya unos años que probamos por primera vez el cordial de saúco en casa de un amigo, nos encantó el perfume y el sabor tan especial y tan refrescante y desde entonces lo hemos hecho cada primavera, con distintos resultados hasta encontrar las proporciones y el método de elaboración que nos gusta más.

Cordial de flores de saúco

En Inglaterra, de donde es nuestro amigo, es una bebida muy común que se elabora durante la primavera en las zonas rurales donde abundan los saúcos y es costumbre tomarla como refresco durante el verano. Así que existen multitud de recetas por la red con los trucos de cada quien.

¿Entonces qué es el cordial de flores de saúco?

El Diccionario de la RAE nos da esta definición para cordial:

Tenemos entonces que el cordial es una bebida reconfortante. Ahora vamos a las flores de saúco. Éstas se han tomado tradicionalmente para aliviar los síntomas de resfriados y en la literatura etnobotánica se considera un remedio natural contra las afecciones respiratorias.

Página de Plantas Medicinales. El Dioscórides renovado de Pío Font Quer

Si esto no fuera ya suficiente, es además una bebida deliciosa con un toque cítrico refrescante y el intenso perfume de la flor de saúco que se toma diluida con hielo y agua muy fría, con burbujas o sin ellas, en una proporción de 1/6 generalmente, aunque esto dependerá también de la intensidad de sabor que se prefiera.

En casa lo usamos también como complemento exótico, que aporta dulzor y aroma floral en postres, repostería, cócteles o incluso añadido al aderezo de ensaladas.

Así que anímate a hacer tu versión casera o prueba el nuestro y ¡disfruta la magia!

Publicado en Bienvenida | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Ay los pájaros…

Qué bonitos los pájaros con sus preciosos colores, sus alegres trinos y sus graciosos vuelos… pero qué rabia me da que se coman la fruta madura joé

Tenemos la suerte de vivir en un entorno en el que hay una variada avifauna de bosque, cada día vemos pajaritos por todas partes que te alegran con su canto y con su belleza. Lo que pasa es que a los mirlos, jilgueros, pinzones, herrerillos y arrendajos les gusta mucho la fruta, igual que a nosotros y ellos madrugan más, son más numerosos y madrugan todos los días.

Fruta dañada por cuervos

Esta primavera encontramos en el limonero que tenemos junto a la casa un nido con dos pollos de mirlo, qué emoción, nos encantó que hubiesen elegido criar allí pero claro, ahora son 2 más los que se comen sobre todo nuestros arándanos, frambuesas y grosellas. En realidad comen toda la fruta pero lo notamos más con los pequeños frutos porque tenemos menos y los miramos más.

Cada año cuando la fruta empieza a madurar probamos diferentes métodos para espantarlos y en este proceso de mirar, investigar, preguntar, nos hemos encontrado con Eco Rancho Beta, una finca familiar ubicada también en Cantabria, donde también cultivan rica fruta ecológica y en la cual también los pájaros se la comen en cuanto tienen ocasión. María, que es una persona encantadora, súper trabajadora y muy curiosa nos ha contestado así:

¿Cómo intentáis minimizar los daños provocados por los pájaros en vuestros cultivos?

Para evitar los daños por los pájaros de momento hemos utilizado tiras reflectantes y el típico búho que mueve la cabeza con el viento… El búho lo utilizamos en un pequeño huerto de moras y arándanos, cambiándolo de sitio cada dos días mas o menos. Las tiras reflectantes las poníamos en los manzanos cuando empezábamos a ver manzanas picadas y las retirabamos después de la cosecha. Además este año estamos haciendo una prueba de embolsado de manzana, como medida contra pájaros e insectos, y vamos a probar una cometa con forma de halcón que también nos han hablado bien de ella, ya veremos qué tal nos va…

Búho espanta pájaros

¿Qué es lo que pensáis que resulta más eficaz?

En cuanto al funcionamiento… en fin hay bastante que decir… tanto el búho como las tiras hasta este año nos funcionaban bastante bien porque los que se comían la fruta eran pájaros pequeños, con los dos sistemas estábamos bastante contentos y aunque había pérdidas, eran pequeñas. El problema que tenemos este año es que los que están comiendo la fruta son cuervos, para éstos, los sistemas que utilizábamos no sirven de nada… Incluso nada más embolsar parte de las manzanas rompieron varias bolsas para ver lo que había dentro, no lo han vuelto a hacer porque hay mucha manzana sin embolsar que se pueden comer directamente, pero vamos, que la poca  eficacia del embolsado para este tipo de pájaros también está demostrada… De la cometa aún no puedo opinar, tiene buena pinta, pero no se si nos solucionará el problema con los cuervos. Ver hace unos dias a 4 cuervos perseguir a un milano hasta echarlo, me despierta serias dudas, ya veremos…

Con estas ideas y otras que vamos encontrando, probamos qué manejo es el mejor para la buena convivencia con las aves en este entorno, que al final es de lo que se trata.

Gracias de nuevo a María de Eco Rancho Beta por compartir sus experiencias, sus fotos y su buen humor

Y tú ¿tienes alguna idea, un truco mágico por el cual consigues que los pájaros prefieran comerse otra cosa? ¡Cuéntanoslo!

Publicado en Bienvenida | Etiquetado , , , , , , , , , | 4 comentarios

Si la vida te da limones

Si la vida te da limones haz limonada, me encanta esta idea. Pero es que los limones son un regalazo, si la vida te da limones ¡disfrútalos! y si te da muchos más de los que puedes disfrutar, pues consérvalos.

Limonero en diciembre

Un limonero es una alegría, sus hojas son de diferentes tonos de verde muy brillantes y las tiene todo el año; las flores son preciosas y tienen un perfume delicioso y los limones… además de tener ese aroma y sabor tan refrescante, además de ser una bomba de vitamina C, son muy útiles para conservar nuestros alimentos.

Algunos de nuestros limoneros tienen ya suficientes años para darnos mucha fruta, cosechamos durante prácticamente todo el año unos limones muy hermosos que utilizamos en la cocina y también en la elaboración de nuestros productos. El limón proporciona la acidez necesaria para asegurar una buena conservación, si es que ¡vivan los limones!

Hay que saber aprovechar algo tan valioso así que os vamos a contar cómo hacemos para conservar los limones.

La piel del limón tiene una gran concentración de vitamina c y flavonoides (y ese aroma tan maravilloso) así que cada vez que usamos limones los lavamos previamente muy bien y conservamos la piel. Para ello, antes de utilizar el jugo quitamos la parte amarilla de la piel cortando tiras muy delgadas o bien rallando.

Partes del limón

Una vez que hemos separado la piel, si no la vamos a usar enseguida, la congelamos o la deshidratamos.

Además de conservar la piel, algunas veces nos juntamos con más limones de los que necesitamos y tenemos que conservarlos. En estos casos solemos hacer dos cosas distintas:

  • Congelar de forma separada el zumo y la piel.
  • Laminar los limones y congelarlos en pequeñas porciones.
Zumo de limón congelado

Los guardamos en pequeñas porciones en función de las cantidades que solemos utilizar y aquí voy a poner un listado de ideas que puedes hacer con ello

  • Aromatizar bizcochos y dulces
  • Aromatizar aceite de oliva
  • Hacer azúcar cítrico
  • Añadir al adobo de las carnes
  • Aromatizar tu bebida (agua, té, refrescos, cocktails…)
  • Limón confitado
  • Infusión cítrica

Si tienes espacio y el clima te acompaña pon un limonero en tu vida, lo agradecerás todos los días (menos cuando le ataque la cochinilla, pero ese es otro post)

Publicado en Bienvenida | Etiquetado , , , , , , , , , | 3 comentarios

Vivir en el campo: cosas que nunca te dije

Nos gusta el campo, vivir aquí es precioso, formas parte del entorno, escuchar los pájaros cantando, la lluvia en el tejado, el viento a través de los árboles, la ilusión de encontrar cosas nuevas que aprender cada día. Esto es lo que nos trae y nos hace permanecer pero no todo es precioso, vivir en el campo es exigente. Nos hemos dado cuenta de que solemos publicar unas fotos muy chulas de las cosas bonitas y curiosas que tenemos alrededor pero no se ve todo el esfuerzo que hay detrás así que vamos a darnos un desahogo.

undefined
Vivir en el campo

Por si no te lo imaginabas, vivir en el campo es convivir a diario con insectos, alimañas, ropa sucia, barro, estiércol, averías, trastos variados por doquier, todo tipo de imprevistos, lesiones, ruidos estridentes de motosierras y desbrozadoras en marcha (aquí la hierba crece que a un ritmo inabarcable), destrozos de animales que se escapan y se comen la corteza de lo árboles, inundaciones y desorden, mucho desorden, entre otras cosas.

El día a día además tiene unos extras que en un piso no te pasan, por ejemplo: calentarse. Nuestra casa se calienta con una fantástica chimenea de masa térmica que es la alegría misma peeero requiere cortar, picar y apilar leña durante una temporada del año y luego cada día limpiar las cenizas, llenar la chimenea y hacer fuego bien hecho, que no es tan fácil como parece, todo tiene su truco.

Y esto de encender la chimenea es sólo un botón de muestra, no pensemos que salimos por la puerta y encontramos fruta sana y deliciosa sin haber previamente hecho todo un recorrido de esfuerzo y pérdidas, vamos aprendiendo a base de equivocarnos, de plantar y no recoger, porque vinieron los caracoles y se lo comieron, porque el viento lo tumbó, porque el ganado se salió y lo pisó… la naturaleza te da y te quita.

Publicado en Bienvenida, De la granja, Del campo | Etiquetado , , , , , , | 2 comentarios

Cómo hacer yogur casero y que te salga rico (o por qué necesitas una yogurtera para hacer tus yogures)

Todas las cosas sencillas tiene sus detalles y sus trucos, de eso te das cuenta cuando te pones a hacerlo y no te sale. Así aprendimos nosotros cómo hacer yogur casero, pero que además esté rico.

Cuando nuestra niña pequeña empezó a comer sólidos lo único que le gustaba (de verdad, ¡lo único! fue tremenda) era el yogur natural, tomaba los yogures de dos en dos y cuando ya teníamos todos los vasitos necesarios para plantar semillas a montones y no sabíamos ya qué hacer con ellos, nos compramos una yogurtera. En cuanto la tuvimos nos dimos cuenta de que era lo mejor y que teníamos que haberlo hecho muuucho tiempo atrás. Podíamos seguir comprando yogures artesanos riquísimos hechos en el Valle, de hecho los compramos cuando queremos tomar algo especialmente rico pero a nosotros nos gusta hacernos nuestra comida, somos así.

Ahora te preguntas ¿de verdad necesito una yogurtera? Pues sí, si quieres hacer yogur en casa la necesitas. El yogur requiere un lugar donde la temperatura y humedad sea constante durante varias horas. Podrías usar el horno, pero consume muchísima energía, así que la yogurtera es la manera más eficaz y eficiente de controlar la temperatura, a no ser que tengas un robot de esos que hace miles de cosas, entre ellas yogur (en ese caso esta entrada también te servirá pero sólo tienes que seguir las instrucciones de tu robot de cocina).

¿Qué necesitas para hacer yogures muy ricos? Leche de calidad preferiblemente entera y fermento, es decir, un yogur (bio preferentemente)

Ingredientes yogur casero

Ingredientes para hacer yogur casero

¿Y cómo se hace?

En un recipiente profundo, nosotros utilizamos una jarra de 1,5 l, ponemos un yogur y lo batimos con una cuchara hasta que quede líquido. Una vez que lo tenemos líquido vamos añadiendo un litro de leche poco a poco, mezclándolo para que no queden grumos. Lo repartimos en nuestros vasitos, tapamos y ponemos en la yogurtera al menos 8 horas, nosotros la dejamos toda la noche.

Nuestra yogurtera es simple, tiene un sólo botón, lo enciendes y ya, el aparato se pone a 38º y se mantiene a esa temperatura hasta que lo apagues. Al principio probamos una yogurtera muy “sofisticada” con varias opciones de temperatura y tiempo; a mayor temperatura los yogures se cuajan antes, pero en mi opinión da mejor resultado tener la temperatura baja más tiempo.

¿Qué cosas hay que tener en cuenta?

– Hay que respetar las cantidades de fermento para que la población de bacterias pueda medrar, la proporción será de un yogur por cada litro de leche

– Algunas leches frescas, al tener su propia flora bacteriana no terminan de cuajar así que nosotros usamos leche esterilizada

– La temperatura del yogur y de la leche debe ser similar, no debemos calentar la leche previamente.

– Se debe mezclar muy bien para asegurarnos de que toda la mezcla tiene fermento pero no tenemos que batir la mezcla porque le estaríamos incorporando aire y esto perjudica el proceso.

– Con leche semidesnatada y desnatada el yogur queda menos consistente y para mi gusto menos rico.

Pues ya lo tienes, un yogur con consistencia y con sabor buenísimo, ahora le pones lo que más te guste, nosotros solemos ponerle nuestras jaleas y jarabes (si quieres probar sigue este link), mermelada o azúcar, o frutos secos, miel, fresas, frambuesas… o nada de nada, como nuestra peque.

Yogur casero con jarabe de saúco

Yogur casero con jarabe de saúco

Sólo recuerda guardarte un yogur ¡no te quedes sin fermento! … y comparte tus trucos y tus fallos, así todos aprendemos

¡Hasta pronto! (esperemos ;-))

Publicado en Artesanía, Bienvenida, De la granja, zero waste | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Como preparamos limonada rosa casera con jarabe de saúco

limonada rosa
Limonada rosa con jarabe de saúco

Estos días parece que se han alineado los planetas y hemos sacado un rato para pasar por aquí. La situación es propicia, hora de la siesta, así que vamos a darnos prisa para compartir una receta sencilla de una bebida muy refrescante y saludable para el verano que se avecina: ¡la limonada rosa!

Al grano, necesitamos:

– 3 limones ecológicos

– 1 litro de agua

– Hielo a discreción

– Jarabe de saúco al gusto (si quieres probar el nuestro sigue este link), también puedes utilizar jarabe de frambuesa, que le dará un bonito color pero será más ácido.

¿Y qué misterio tiene?

Ninguno, se exprimen los limones, se vierten en una jarra grande de cristal (no uses plástico, hay muchas razones y seguro que ya te las han contado. En casa nos gusta aprovechar bien los alimentos así que, antes de partir en dos los limones quitamos la parte amarilla de la piel (donde están los aceites esenciales) y lo guardamos para hacer montones de cosas como añadir a un bizcocho, tortitas, hacer azúcar cítrico, limón confitado…

Después añades el jarabe removiendo bien. Con tres cucharadas, una por limón, queda muy bien, pero esto es muy personal, si te gusta más ácido sólo dos y si te gusta más dulce, pues añades, poco a poco.

Por último, viertes el agua y los hielos y listo ¡a disfrutar!

(En el vídeo tenemos la limonada preparada y después añadimos el jarabe porque en casa no todos somos amantes de la pink lemonade, hay que organizarse)

Publicado en Bienvenida, Del bosque, Recetas de fruta | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario